Posiciones de yoga para llevar: apps y páginas para practicarlo donde quiera que vayas

Sí, es posible practicar tus posiciones de yoga con tu smartphone y tu tablet. ¿Cómo? ¿Todavía no eres fanático del yoga? Vuélvete uno ahora mismo: no sólo mejora tu figura, sino que te relaja, te ayuda a hacer un cambio integral de vida (tras volverte yogui, seguro que empiezas a comer más sanamente) y, dicen los expertos, es la mejor manera de asegurar que la vejez no te va a atacar tan duro. Y adivina: en Internet hay cientos de opciones para continuar tu práctica sin importar dónde estés, o para comenzarla ya.

Lo primero que necesitas es aprender a respirar. En serio: los maestros dicen que las posiciones de yoga, estiramientos, torsiones y retos de fuerza, son básicamente una ruta hacia una mejor respiración; “donde hay respiración consciente, hay yoga”, aseguran. La explicación es simple: cuidar tu cuerpo implica estar consciente de él, y la mejor forma para lograr eso es poner atención a la respiración. Con la app Pranayama podrás practicar tu respiración (o “prana”) a diario, y así empezar con el resto del cuerpo.

Ahora tienes que decidir qué estilo de yoga prefieres. Puede ser algo tranquilo, orientado a la meditación, como el kundalini, o algo más físico, como el hatha o el vinyasa. ¿Y si pruebas varios estilos, para ver cuál te conviene más? La Escuela Internacional de Yoga es una buena opción: esta página tiene videos con clases de distintos estilos, ideales para probar; además, son gratis. Cuando encuentres tu yoga, inscríbete a uno de los programas online de Gaia, centrados en tus necesidades específicas según tu personalidad y estilo de vida. Por su parte, Yoga Today tiene un amplio catálogo de posiciones de yoga que te ayudará a corregir lo que necesites.

¿No sabes si tendrás tiempo de hacer yoga en casa? Dos apps harán portátiles tus posiciones de yoga (para que no tengas pretextos para abandonar tu práctica). La de Yoga.com te guía paso a paso por las posiciones que desees practicar, enfatizando incluso las partes del cuerpo donde sentirás tensión o alivio tras la sesión. La de Daily Yoga te hará una rutina diaria y medirá tu desempeño, para que estés consciente de las cosas que quieres trabajar más.

Finalmente: no hay yoga sin meditación. No te desmayes de fiaca; meditar es mucho más intenso de lo que crees: implica ejercitar el arte de estar aquí y ahora, de vivir el momento (seguro te caerá muy bien). Se puede meditar en cualquier parte si sabes cómo. Una excelente guía para ello es la app Buddhist Meditation Trainer: tiene música que te ayudará a estar aquí y ahora, te manda frases que te ayudan a mantener una mente sana y lleva registro de tu entrenamiento diario.

Estás listo para llevar tus posiciones de yoga a donde quiera que vayas, y un paso más cerca de una vida completamente fit y saludable. Ahora cierra los ojos, respira y repite: ommm…

[cf]skyword_tracking_tag[/cf]