¿Y después de los milenios, quién?

Foto: iStock

A través de la historia hemos venido clasificando a cada generación dentro de un contexto de años y situaciones que determinan sus comportamientos sociales, la manera como se desenvuelven y la forma como interactúan con su entorno. Pero como la vida a cada grupo le va pasando su factura, es hora de dejar a un lado a los milenios, para centrarnos un poco más en la generación emergente: La generación Z.

Cuando hablamos de los Gen Z hablamos de quienes en la actualidad son menores de 20 años. Es la generación que desde una edad temprana fue y está siendo expuesta a la tecnología, y se siente tan cómoda con su uso, que basa gran cantidad de su vida social a través de la interacción en redes sociales, se comunica mejor a través de imágenes, crea contenidos visuales y comparte sus experiencias a través de plataformas digitales como Snapchat, Vine o Instagram.

Y es que la generación Z, es autosuficiente, madura y creativa, nacieron con la cultura del “hazlo tú mismo” o DIY, por sus siglas en inglés. Y eso los hace ser autodidactas, nacieron con YouTube como instructivo general y teléfonos inteligentes que los asisten de manera personal en cada una de sus necesidades.

Pensando en ellos, Alcatel ha diseñado la novedosa familia POP 4, alineada a tres características fundamentales: alta tecnología, balance perfecto de diseño y desempeño, una combinación capaz de satisfacer los gustos y necesidades de una generación que va en busca de respuestas, permitiéndoles una expresión totalmente auténtica.

POP 4 entiende la forma como la Generación Z se comunica a través de su música, sus video-juegos y sus selfies. Su tecnología 4G LTE les permite navegar y transmitir contenidos rápidamente, además de contar con características de máxima seguridad como la función de reconocimiento de huella dactilar, y altavoces JBL y sonido HI-FI capaces de amplificar el sonido de ésta generación.

Esta generación tecno dependiente, es la primera totalmente digital, juegan con los dispositivos que sus padres trabajan y se estima que serán profesionales más competitivos en términos de capaci